jueves, 22 de junio de 2017

La verdad en los números: 69% de los catálogos son abiertos y leídos

Los catalogos son abiertos y leidos

Ante la oleada de todas las soluciones digitales, muchos de los medios a los que estábamos habituados han dejado de ser prioritarios en las estrategias de campañas publicitarias para promoción de marcas y sus productos. Donde podemos encontrar una disparidad en la tendencia es al considerar los catálogos de productos, que siguen tan vigentes como siempre.

De acuerdo a cifras de investigaciones hechas por Xerox-InfoTrends, The Mail Moment y el Servicio Postal de los Estados Unidos, 69% de los catálogos son abiertos y leídos, invirtiendo en promedio una media hora leyéndolos. Otra cifra importante es que el 57% de los encuestados prefirieron los catálogos impresos en lugar de los disponibles en línea.

Gracias a los avances técnicos, se tiene más control sobre las corridas de impresión, haciendo más accesible la impresión de catálogos a cualquier negocio, desde el material utilizado hasta la cantidad del tiraje, siendo efectivo en costo desde corridas pequeñas. También se tiene la ventaja de disponibilidad; una vez que el diseño se aprueba, en breve se puede contar con los ejemplares. Por su receptividad ante el consumidor, un catálogo bien planeado, diseñado y con buena calidad de material y procesamiento puede causar una perfecta primera impresión respecto a tu compañía, transmitiendo seriedad y profesionalismo.

Un catálogo que pueda impactar tiene varios factores a considerar, desde la selección del contenido, el lenguaje a utilizar para que le hable a tu público ideal (target), las imágenes y la distribución de la información. Durante el diseño se puede tomar la decisión del tamaño de las páginas y el número de las mismas, al igual que el gramaje, tipo de hoja, su acabado y si la cubierta utilizará un material diferente. Todas estas decisiones son mejor hechas en comunicación con expertos en diseño y la empresa que hará la impresión, en ocasiones tomando ambos roles, para elegir el estilo que mejor represente marca, productos y que se aproveche al máximo el presupuesto asignado.

Como recomendaciones para hacer un buen catálogo, tenemos lo siguiente:
  • Haz que sea fácil para tus consumidores el contactarte. Correos, teléfonos y direcciones URL donde los conducirá a un punto de venta o de servicio al cliente, preferentemente como pie de página en todas las páginas para mayor conveniencia.
  • Incluye descripciones claras respecto a tus productos. Esto debe incluir la información emocional y la específica para conocer datos técnicos de los productos y si es lo que están buscando (talla, peso, dimensiones, precios, órdenes mínimas, etc.)
  • Utiliza las mejores fotos posibles. De la vista nace el amor, un diferenciador para ser reconocido como proveedor serio es el uso de buenas fotografías, tomadas por fotógrafo profesional en ambientes controlados o aprovechando iluminación y entornos naturales. No todos los clientes pueden imaginarse cómo se verían tus productos en despliegue, las fotografías hacen ese trabajo; también las sesiones de fotos pueden utilizarse de distintas formas en tus comunicaciones, aprovechando así la inversión al máximo.
  • Planea la vida del catálogo para una vida extendida. En el caso de la moda, este punto es más dificultoso de aplicar, pues se obedece a los cambios de temporada; aún así se busca condensar dos temporadas en un catálogo para evitar impresiones trimestrales y ahorrar costos. En el caso de herramientas y productos menos variables, los catálogos pueden extenderse a períodos anuales o bianuales que sacarán más provecho de la inversión.
  • Funcionalidad antes que el diseño. Debemos de conservar a la vista que un catálogo es una herramienta para facilitar decisiones de nuestros consumidores, tiendas o mayoristas. Debe crearse pensando primero que es una herramienta informativa, que incluya todo lo que un comprador desearía saber del producto para considerar y hacer pedidos. Es conveniente incluir una sección con términos, condiciones, requerimientos para hacer órdenes, cantidades mínimas y las políticas sobre envíos y devoluciones.
Dale un plus a negocio pensando en la elaboración de catálogos para impactar a tus clientes y obtener mas ventas con mayor facilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario