martes, 3 de octubre de 2017

Lo que comunican los colores a tus clientes

Lo que comunican los colores

En la comunicación, no sólo las palabras tienen poder, sino que las imágenes y los colores también son aliados poderosos para transmitir mensajes. Un ejemplo:: en Australia, el gobierno decretó que los cigarros sean vendidos en cajetillas simples que utilicen el Pantone 448C, también conocido como el color más feo del mundo. La razón de esta decisión fue evitar que los consumidores sean engañados por colores brillantes y empaques llamativos. Después de meses de estudios y encuestas se descubrió que el Pantone 448C comúnmente fue descrito como “muerte”, “suciedad”, “alquitrán”, pero nunca con el uso de un adjetivo de tono positivo. 

La idea del poder de los colores, sin embargo, no es nueva. Los colores han sido empleados en pintura, literatura y otras artes por siglos, y, más recientemente, en publicidad. A finales de la década de los cincuenta, el investigador estadounidense Vance Packard escribió un libro completo sobre los efectos que técnicas sutiles en la publicidad y en los empaques, como el empleo de colores, pueden tener en las decisiones de compra de los potenciales clientes. En The Hidden Persuaders, Packard indicó que, en un ejercicio que se llevó a cabo para estudiar la mejor presentación de un producto de limpieza, las amas de casa tuvieron la percepción de que el detergente vendido en empaques amarillos con toques de azul funcionó mejor que los comercializados en contenedores completamente amarillos o azules, aunque al interior los tres empaques incluyeran el mismo producto…

Sin embargo, debido a diferencias culturales y comerciales, el apoyarse de manera excesiva en el uso de colores con fines de mercadotecnia sigue siendo controvertido. Las connotaciones de cada color son diferentes, por lo que predecir una respuesta universal es imposible. A pesar de esto, el color tiene cierta influencia en todos los seres humanos. 

Elegir un color adecuado que refleje la personalidad de la marca es muy importante por el efecto que tiene en las percepciones de los potenciales compradores. En la mente del consumidor, el color del logo o del empaque debe coincidir la personalidad que la marca promueve, si no se logra esto, entonces se crea la percepción de que algo no encaja. Por ejemplo, si tu marca desea transmitir energía, emoción, poder y fuerza, el empleo del azul no es una buena opción porque tradicionalmente este color se relaciona con paz, calma y tranquilidad. 

A continuación puedes encontrar una lista de las asociaciones que tradicionalmente se hacen para algunos colores: 

Rojo: energía, guerra, peligro, poder, acción, determinación, amor y pasión.
Amarillo: optimismo, alegría, mente e intelecto.
Verde: balance, crecimiento, seguridad, armonía y fertilidad.
Azul: lealtad, integridad, tranquilidad, profundidad, sabiduría.
Morado: creatividad, individualidad, dignidad, magia, independencia, lujo y nobleza.
Rosa: romance, amor, amistad y pasividad.
Café: estabilidad, masculinidad, protección y riqueza material.
Plata: fluidez, sensibilidad y misterio.
Oro: triunfo, prosperidad, calidad, prestigio, valor, elegancia y extravagancia.
Blanco: inocencia y luz.
Negro: desconocido, misterio, elegancia y poder. 

Al usar colores en tus productos o Publicidad Impresa, ten en cuenta que no se trata de satisfacer las preferencias de los clientes, sino las percepciones que cada color crea en la mente de las personas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario